Dieta fácil para bajar de peso, de fácil preparación

Seguramente ver una Dieta fácil para bajar de peso, pues no tienes tiempo para cocinar, o simplemente no te agrada mucho. Pues bien te invito a que sigas leyendo pues tendré el gusto de mostrarte el diseño de un plan dietético fácil de hacer, que no te llevara mucho tiempo preparar, pero además te ayudará a bajar de peso de una manera sana.

Lo primero que debes tomar en cuenta para llevar a cabo una dieta, es que la que elijas debe adaptarse a ti y a tu estilo de vida, que puedes modificarla sin salirte de sus parámetros. No es difícil conseguir una dieta con estas características. Este diseño que te estoy presentando ahora, es un diseño basado en planes de 1500 calorías diarias, que incluye alimentos quema grasa y otros que te ayudarán a mejorar tu digestión, entre otras cosas. Obviamente para llevarla a cabo, debes tomar suficiente agua.

Dieta de fácil preparación

Aquí te va esta propuesta, que no te va a llevar mucho trabajo en la cocina.

Primer día: 

Desayuno: Dos rodajas de pan de tu preferencia, una rodaja de pechuga de pavo, una taza de té verde

En medio de la mañana: una porción de papaya o lechosa.

Loading...

Almuerzo: 200 gramos de pollo a la plancha, vegetales verdes salteados (vainitas, brocoli, espinaca) con una cucharadita de margarina. Zumo de fruta de tu preferencia.

A media tarde: Una porción de yogurt dulce descremado con vainilla.

Cena: tortilla de clara de huevo con céleri y perejil.

Si cenaste muy temprano, y luego te da hambre, puedes consumir un batido de proteínas.

Pastrami de pechuga de pavo

Segundo día

Desayuno: Dos panquecas de avena y banana o cambur, con canela. Puedes cubrirlas con una cucharadita de miel de abejas. Una taza de café negro.

En medio de la mañana: Un batido de piña.

Almuerzo: 200 gramos de filet de mero, papas al vapor, una porción de ensalada cruda con lechuga, tomate y zanahoria. Un vaso de jugo de fruta de tu preferencia.

A media tarde: Una manzana verde.

Cena: 150 gramos de carne roja, un tomate en rodajas.

Si luego te da hambre, puedes consumir un batido de proteínas.

Tecer día

Frutas y vegetales

Desayuno: Tres galletas de soda con queso descremado, una taza de té o café negro. Una porción de fruta de tu preferencia.

A media mañana: Una porción de compota de la fruta de tu preferencia.

Almuerzo: Una porción de pasta aderezada a tu gusto, las opciones van desde el tomate, pasando por el peso y llegando hasta la salsa bolognesa, para mencionarte algunas. Una porción de ensalada de pepino y tomate. Un vaso de jugo de frutas de tu preferencia.

A media tarde: Una porción de gelatina light.

Cena: Un puñado de camarones salteados con una cucharada de mantequilla,  ajo (o cebollín).

Si luego sientes hambre, puedes consumir un batido de proteínas.

Cuarto día

Lomo de cerdo horneado

Desayuno: Dos rebanadas de pan de tu preferencia. Una porción de queso mozarella. Un vaso de zumo de piña.

A media mañana: Una taza de té verde.

Almuerzo: Dos rodajas de lomo de cerdo al horno con salsa de manzana. Una porción de ensalada de rábano, con tomate y alguna semilla germinada de tu preferencia (que puedas consumir cruda). Un vaso de jugo de fruta de tu preferencia.

A media tarde: 30 gramos de cotufas sin mantequilla ni otro aditamento, solo se permite un poco de sal.

Cena: tortilla de clara de huevo con zanahoria cruda rallada y acelgas.

Si luego tiene hambre, el acostumbrado batido de proteínas.

Quinto día

Te verde

Desayuno: Un croisant relleno con pechuga de pollo o pavo, y queso crema. Una porción de 100 gramos de fruta de tu preferencia. Una taza de té verde.

A media mañana: 100 gramos de piña.

Almuerzo: 200 gramos de pechuga de pollo a la plancha. Una porción de ensalada cruda de tu preferencia. medio plátano maduro horneado. Un vaso de jugo de tu preferencia.

A media tarde: Yogurt descremado con la fruta de tu preferencia.

Cena: 150 gramos de filet de merluza al horno con rodajas de tomate y hojas de laurel.

Si luego te da hambre, un vaso de batido de proteínas.

Sexto día

Desayuno: Dos rodajas de pan de tu preferencia, una porción de granos de tu preferencia (frijoles, lentejas, arbejas u otro). Una taza de té de yerbabuena.

A media mañana: Una rodaja de piña.

Almuerzo: 200 gramos de carne roja a la plancha. Una porción de ensalada Cesar. Un vaso de jugo de la fruta de tu preferencia.

A media tarde: Una taza de té verde.

Cena: Tortilla de clara de huevo con rábano rallado y celeri.

Si luego te da hambre, tu acostumbrado batido de proteínas.

Séptimo día: Lo que tu quieras, en raciones  pequeñas, que no sobrepasen los 150 gramos, y que no sean frituras (todo alimento puede ser cocido al horno en vez de ser freído y esta puede ser buena opción para ti). La segunda semana repetir la secuencia de comidas. Esta dieta debe ser acompañada con la ingesta de entre seis y ocho vasos de agua al día. El batido de proteínas que elijas, debe ser el que contenga menor cantidad de carbohidratos de todos los que existen disponibles. Recuerda, lo que esta causando que aumentes de peso es que consumes mas alimentos de los que necesitas, y para disminuir las reservas, debes consumir solo los carbohidratos justos para el día.

Otra cosa, para que de verdad te resulte, debes evitar agregar azúcar a las bebidas. En el caso de las gelatinas y compotas, existen versiones comerciales que están endulzadas con fructosa, estas son las mejores opciones. Si no soportas la idea de consumir las bebidas sin azúcar (aunque insisto: es cuestión de fuerza de voluntad), puedes optar por usar fructosa o stevia. Estas son mas naturales y no están bajo la lupa por toxicidad a ningún órgano del cuerpo.

Existe total libertad para consumir té verde o café sin azúcar en este esquema de dieta fácil para bajar de peso, ellos no tienen calorías para sumar a tu cuenta, y la única limitación que debes tener para consumirlos es que seas muy sensible a sus efectos. Tanto si no te causan hiperactividad, como si una sola taza te vuelve como loca, debes saber que los efectos del café y del té pueden ser similares, y estos van a tu sistema nervioso, activándolo. Debes estar bien pendiente de eso.

La receta de las panquecas de avena y banana es dos claras de huevo, las cuales bates en la licuadora hasta que estén muy altas, a eso le agregas un puñado de avena en Hojuelas, una banana picada, una pizca de sal y el doble de canela. Puedes agregar stevia o fructosa, y las cocinas como tradicionalmente has hecho tus panquecas antes.

Saltear los vegetales es sencillo, solo necesitas los vegetales cocidos al dente, margarina y algo que de sabor como el ajo o la cebolla (de cabeza o de verdeo que es el mismo cebollín). Pones a sofreír el saborizante en una cucharada de mantequilla, hasta que dore, y luego agregas los vegetales. Puedes agregar un poco de sal. Fuera de la dieta, puedes agregar un poco de queso parmesano o pecorino, y verás que rico sabor, con pocas calorías. Aunque no te gusten mucho los vegetales, te van a encantar de esta manera. Puedes suplantar el brócoli por algún otro similar como el coliflor, espinacas, acelgas o las vainitas.

Vegetales salteados

La salsa de manzana la puedes realizar con una manzana roja o amarilla, que pones a cocinar en una cazuela tapada o al horno, sumergida en un poco de agua hasta que ablande, luego la licúas, le pones una pizca de sal y canela. Si te gusta el agridulce, puedes colocar un poco de fructosa mas, aunque no es necesario por completo. Cuando vayas a preparar cualquier alimento al horno, puedes aderezarlo con ajo, sal y mostaza, lo cual de dará excelente sabor. Las carnes no ameritan mucho aderezo.

El pesto que se menciona, se realiza colocando en la licuadora un puñado de albahaca previamente lavada, una pizca de sal, una pizca de nuez moscada rayada, tres a cinco dientes de ajo (opcional) o una cucharada de ajo en polvo (opcional); algunas almendras, nueces o maní (opcional). Todo se licúa agregando pequeños chorros de aceite de oliva. El pesto te puede servir para aderezar ensaladas, es ingrediente principal en la ensalada capressa. Puedes envasarlo y guardarlo varios días en la nevera.

La tortilla de clara de huevos la realizas quitándole la amarilla a uno o dos huevos, bates las claras con un poco de vegetales de tu preferencia. En caso de tratarse de perejil o celeri, debes picar bien las hojas. El batido lo puedes hacer a mano. Se recomienda el uso de sólo las claras de huevo porque las amarillas contienen gran cantidad de grasa.

Se recomienda el uso de algunos suplementos, como los multivitaminicos. Existen muchos, de los cuales puedes elegir cualquiera, pero con algunas consideraciones, por ejemplo, en caso de sufrir de hipertensión arterial o sufres de alguna patología vascular, debes evitar el ginkgo biloba. En lo particular, recomiendo alguno que tenga probióticos, que son una defensa en contra de multiples enfermedades virales.

La particularidad de esta dieta, la cual no debes seguir por mas de quince días, es que una vez que estés en tu peso ideal, puedes usarla para guiarte en tu alimentación diaria, solo tienes que agregar algunos carbohidratos a la dieta, como arroz, plátano, papas, y muchos mas. Debes excluir las bebidas carbonatadas, el licor mientras bajas de peso, pero una vez que esa no sea tu meta, sino que desees mantenerte, puedes incluir eventualmente el segundo, las primeras olvidalas para siempre o al menos haz el esfuerzo. Mantener hábitos alimenticios sanos debe ser una regla en nuestras vidas. Al principio puedes tener algunas dificultades, pero con la práctica todo mejorará ¡Los resultados merecen el esfuerzo!

Llegaron Buscando:

  • batido de cambur brocoli ajo
Loading...
{ 0 comments… add one }

Déjanos tu comentario